lunes, 31 de marzo de 2014

mi archivo secreto: NECESITO MUCHO MÁS EJERCICIO FÍSICO ¡SOY ADOLESCENTE!

Sólo el 50% de chicos y el 25% de chicas hace el ejercicio físico diario que sería necesario para su salud y rendimiento.



EUROPA PRESS. 31.03.2014 El 50 por ciento de los niños y adolescentes realiza los sesenta minutos de actividad física diaria recomendada. Un porcentaje que se reduce al 25 por ciento en el caso de las chicas. Estos datos y las posibles soluciones al sedentarismo juvenil van a centrar un simposium internacional que se va a celebrar en el Palacio de Villahermosa de Huesca, los días 3 y 4 de abril. Ampliar foto Este Simposium sobre promoción de la actividad física en los niños y adolescentes ha sido organizado por un grupo de investigación de la Universidad de Zaragoza y contará con cinco ponencias y mesas redondas. Un total de 150 expertos se han inscrito para hablar en Huesca sobre la promoción de la educación física. Analizarán las cuestiones de género, los beneficios de la práctica moderada y las maneras para promocionar la actividad a través de las familias y centros escolares. Uno de los miembros de la organización, José Julián, ha resaltado este lunes, en el transcurso de una rueda de prensa, que está comprobado que practicar deporte unos sesenta minutos diarios además de ser saludable, permite mejorar los resultados académicos. "Se obtiene un mejor rendimiento escolar a nivel académico, mientras que los que están por debajo de sesenta o por encima de ciento veinte minutos de actividad física obtienen unos resultados más bajos". Por otra parte, Julián ha criticado que la nueva ley educativa prevea la reducción de horas semanales dedicadas a la actividad física en los centros educativos. Ha abogado por mantener las tres horas semanales, ya que realizar deporte fuera del horario escolar es difícil para familias con menos recursos. En este sentido, ha apuntado que "eso significaría relegar la actividad física a un horario extraescolar y eso está limitado al acceso socio económico que tengan las familias".

 20minutos.es
 
 

viernes, 28 de marzo de 2014

temas complejos: ADOLESCENTES NOCHE ¿EN LA CALLE O EN LOCALES AUTORIZADOS?


 
Un tema más a verificar, a pensar...



Adolescentes en la calle



Los jóvenes adolescentes, en la edad del pavo, no se encierran en casa a las nueve de la noche. A los padres y a las autoridades públicas nos gustaría que lo hiciesen, pero la realidad es que los chavales alargan sus reuniones hasta más allá de la media noche. A esas horas tienen prohibida la entrada en locales públicos de copas, así es que se quedan en la calle. Ellos, que son jóvenes pero no tontos, han encontrado una solución: se juntan veinte o treinta y alquilan un local vacio, por doscientos o trescientos euros la noche. Sólo necesitan a un mayor de edad que cierre el trato por ellos. Los chavales consiguen alcohol y lo llevan al local, quien quiera puede seguir engañándose pensando que esas reuniones sólo se bebe agua, allá él.
No hay ninguna medida de seguridad, nadie controla quién entra, quién sale, qué se consume y en qué cantidades. No hay salidas de emergencia, ni extintores ni ninguna otra medida de seguridad por básica que sea. Pero eso sí, las autoridades duermen tranquilas porque han cumplido con su deber: han prohibido por ley el consumo de alcohol entre menores y su acceso a bares y discotecas en los que se sirva alcohol. Sólo les han dejado lo que llaman sesiones «light<, es decir tardes de discoteca en las que terminantemente prohibido vender alcohol. Supongo que las autoridades pensarán, que si algún día pasase algo en uno de esos locales alquilados, la culpa sería imputable sólo a los padres que hemos sido unos blandengues y hemos transigido con que nuestros niños no se metan en la cama a las nueve de la noche.
Conste que no estoy criticando nada, líbreme Dios. Sólo trato de describir una realidad que me preocupa. Pero sí me atrevo es a decir que preferiría que mis hijos estuviesen en un local que pague sus licencias y cumpla con las normas de seguridad vigentes, aún cuando en la barra sirvan gintonics. Ellos van a hacer lo que siempre han hecho los adolescentes: crear puntos de encuentro, aislados de los adultos, en los que pueden relacionarse, ligar y divertirse. Podemos seguir pensando que estarían mejor en casa, pero la realidad es la que es y parece que una vez más la sociedad va por un lado y el legislador por otro.
 
 

jueves, 27 de marzo de 2014

los jueves con Edu y Marta: LOS ADOLESCENTES Y LAS BEBIDAS ENERGÉTICAS


Lo considero interesante. Refuerza la incoherencia de las autoridades sanitarias en varios puntos.


Un misil contra la adolescencia

Hace unos días me llevé un gran disgusto. De camino al colegio de mi hija para dar una charla pasé por la puerta de un Instituto de Educación Secundaria y me llamó la atención algo que un montón de alumnos sostenían en las manos y que no había visto jamás, era una especie de “algo con forma de proyectil”.
Con más miedo que vergüenza me acerqué y les pregunté qué era ese objeto que agarraban con más ansiedad que Frodo el anillo. Su respuesta me desconcertó: “Un misil, la bebida energética de moda”. En plan policía de barrio seguí preguntado. “¿Y de dónde habéis sacado semejante mierda, perdón, misil?”. “Más respeto tronco” me espetaron con razón. “La puedes encontrar en cualquier tienda de alimentación. En el chino de aquí al lado la venden como churros”. “¿Y por qué la consumís?”. “Yo para hacer deporte”, contestó uno de ellos. “Yo cuando salgo de fiesta”, dijo otro. “Yo para estudiar más concentrado”, respondió el que iba cargado de libros.
lata_home2
 
Reconozco que no me extrañó lo que estaba escuchando. Un reciente informe de la EFSA (European Food Safety Authority) que ustedes pueden leer en este enlace alerta sobre los hábitos de consumo de bebidas energéticas en Europa y desvela que de las personas encuestadas, el grupo de edad que más consume estos productos son adolescentes (10 a 18 años). Concretamente el 68% de los adolescentes entrevistados consumen bebidas energéticas. Entre estos el 12% presentan consumo “crónico alto”, con un consumo medio de 7 litros al mes, y el 12% consumo “agudo alto”.
Me acerqué al chino y en la puerta vi muchísima publicidad de esta nueva bebida energética. Entré y pedí un par de misiles para poder analizarlos y un Red Bull para comparar los resultados obtenidos. Cuando el dependiente me dijo que cada unidad de 250 ml costaba solamente un euro entendí el por qué de su éxito. Entre lo barato que era (1 euro frente a 1.50 euros que costaba la lata de Red Bull), lo novedoso de su envase y el alto consumo de bebidas energéticas entre la población adolescente, el éxito de ventas de este producto era fácilmente previsible.
 
misil
 
Nada más comprarlo eché un vistazo a la etiqueta nutricional del Misil… pero me fue imposible analizar nada porque la letra es tan diminuta que, a menos que tengan visión de superhéroe, necesitarán una lupa para poder leer lo que pone en la etiqueta. Sin embargo, a las empresas que utilizan esta argucia para dificultar al consumidor el acceso a la información nutricional de sus productos les quedan los días contados… dentro de unos meses esta estrategia será ilegal.
El 13 de diciembre de 2014 comenzará a ser aplicable el reglamento 1169/2011 que marca no solo qué información deberán llevar los productos en su envase sino también cómo deberá presentarse. En este reglamento se establece que para facilitar la información al consumidor la letra debe ser más grande y legible que la que se emplea actualmente. Concretamente la norma establece un tamaño mínimo de fuente: para los envases de más de 80 cm2 será 1,2 mm de altura y en los de tamaño inferior, de 0,9 mm.
Como las empresas aun tienen unos meses para usar esta letra tan diminuta utilicé una lupa que me dejaron cuando llegué al colegio de mi hija y observé que, aunque hay parámetros nutricionales muy parecidos en el dichoso Misil y en el Red Bull, existen otros indicadores donde las diferencias son significativas.
Las dos bebidas poseen un valor energético muy parecido (46 kcal/100 ml del Misil frente a las 45 Kcal/100 ml de la bebida que da alas), una cantidad de cafeína enorme pero similar (30 mg/100 ml frente a 32 mg/100 ml) y la misma concentración de una molécula cuya efectividad ha sido rechazada por la EFSA, la taurina (0.4%).
 
Publicidad en la puerta de un establecimiento
Publicidad en la puerta de un establecimiento
Hay, sin embargo, algunos parámetros nutricionales donde las diferencias son significativas. Mientras que no existen proteínas en el Red Bull, en el etiquetado del Misil se puede apreciar sorprendentemente la presencia de 0.35 gr/100 ml… aunque me gustaría saber de qué proteínas exactamente estamos hablando porque ese dato es bastante atípico. Además, esta nueva bebida energética posee casi un 50% menos de vitamina B6 que el Red Bull y, ojo al dato, más de tres veces la cantidad de sal que la bebida preferida de la escudería de Sebastián Vettel lo que puede tener fuertes consecuencias sensoriales y también nada saludables… éramos pocos y, por si no teníamos suficiente con la cafeína, parió la sal para subirnos aun más la tensión.
De entre todos los ingredientes de estas bebidas energéticas, el infumable reglamento que regula la publicidad sobre propiedades saludables de alimentos solo avala los beneficios de los diferentes tipos de vitaminas presentes en la composición de ambas bebidas… pero hay que dejar claro que ello es debido a que la infame legislación vigente solo tiene en cuenta las propiedades aisladas de los ingredientes de un alimento porque si evaluara el efecto global de estas bebidas el resultado sería contundente: aunque hay ciertas diferencias nutricionales entre las dos bebidas energéticas analizadas, estamos ante dos productos nutricionalmente aberrantes que son auténticas bombas de cafeína y azúcar… así de claro.
Fuente: Iberbike.com
Fuente: Iberobike.com
Sin embargo, hoy no voy a limitarme a analizar nutricionalmente la composición del Misil. Cada vez son más los aspectos negativos asociados a este tipo de productos y ya va siendo hora de que se pongan encima de la mesa.
Como les he comentado anteriormente las bebidas energéticas triunfan entre la población adolescente europea pero… ¿puede relacionarse de algún modo el consumo de estos productos con otros aspectos que en ocasiones se asocian también a la adolescencia como el deporte, el alcohol o incluso las drogas? Parece ser que sí.

bebidas-energeticas-consumidor
 
En el estudio de la EFSA anteriormente citado se puede observar como un 52% de los personas encuestadas consumen bebidas energéticas para mejorar su rendimiento físico y deportivo. Sin embargo, esto no solo no es efectivo sino que puede tener fatales consecuencias. En los últimos años son muchos los estudios que han demostrado como el consumo de bebidas energéticas está directamente relacionado con una aceleración del ritmo cardiaco, palpitaciones, aumento de la presión arterial y, en casos más graves,  con convulsiones o muerte súbita.
Pues bien, según un estudio que pueden leer aquí  titulado “Evaluación de los riesgos asociados al consumo de bebidas energéticas” y realizado recientemente por la ANSES (Agencia Francesa para la Alimentación, Medio Ambiente y Salud Ocupacional), los problemas producidos por el alto contenido en cafeína de las bebidas energéticas se ven incrementados en periodos de alta intensidad deportiva.
url
 
¿Y qué relación existe entre la ingesta de alcohol y bebidas energéticas? Según el máximo organismo europeo en materia de alimentación el 56% de los adultos de la UE que consumen alcohol lo hacen mezclándolo con algún tipo de bebida energética mientras que ese porcentaje se dispara hasta el 71% en el caso de los jóvenes… lo que puede tener consecuencias fatales.
El alcohol y las bebidas energéticas forman un cóctel peligroso porque el efecto estimulante de las bebidas energéticas puede llegar a camuflar situaciones de embriaguez intensa. Las investigaciones muestran claras evidencias respecto al enmascaramiento de los signos de intoxicación por alcohol gracias al efecto de la bebida energética, lo que implica el riesgo de consumir un mayor volumen de alcohol, con mayor deshidratación, resacas más severas y prolongadas. Además, parece ser que el alcohol potencia la aparición de los efectos adversos de las bebidas energéticas: la cafeína estimula el sistema nervioso central y cardíaco, facilita la liberación de catecolaminas como la adrenalina y la dopamina, y estimula la vasodilatación, mientras que la taurina incrementa la contractilidad cardíaca.
Pero si hay un estudio que ha levantado la polémica es el titulado “Energy drinks, soft driks, and substance use among United States secondary schoool students” que ha sido publicado recientemente en la revista Journal of Addiction Medicine y que fue financiado por el programa “Monitoring the Future” del Instituto Nacional  Americano sobre el Abuso de Drogas.
 
bebidas
 
Los resultados obtenidos usando cuestionarios realizados a casi 22.000 estudiantes de escuela secundaria muestran que un tercio de los adolescentes estadounidenses que consumen bebidas energéticas presentan altos índices de consumo de alcohol, tabaco o incluso algún tipo de drogas como la marihuana.
Los responsables de dicho trabajo, pertenecientes a la Universidad de Michigan, dejan bien claro que, aunque la causalidad no puede probarse, la correlación entre el consumo de bebidas energéticas y el de otras sustancias dañinas es evidente. Según los resultados obtenidos el comportamiento de los adolescentes que consumen bebidas energéticas, alcohol, tabaco y drogas responde a un idéntico patrón: la  búsqueda de nuevas sensaciones y/o riesgos.
Ante todo lo expuesto en este post deberíamos hacernos una pregunta. ¿Existe alguna forma de combatir el daño que está provocando entre la población adolescente el consumo abusivo de estas bebidas? Desde mi punto de vista sí… y ya son varios los países que están empezando a plantearse diferentes decisiones al respecto.
 
French-parliamentary-report-pushes-fast-food-tax_strict_xxl
 
Tras el bien intencionado pero chapucero intento del ex alcalde de New York sobre el que escribí en este post de limitar la venta de bebidas azucaradas de más de 475 ml, hace unos días el senado francés, basándose en un informe que ustedes pueden leer aquí, formuló una propuesta para que los productos incluidos bajo el concepto “comida basura” pagaran una tasa especial de impuestos.
Según los autores del informe no es de recibo que ciertos alimentos y bebidas cuyos perjuicios sobre la salud están más que demostrados tengan una tarifa reducida del IVA… y más cuando su consumo aumenta los gastos de la sanidad pública al tener ésta luego que costear parte del tratamiento de las enfermedades asociadas al consumo de la comida basura. Para el senado francés las bebidas energéticas no deben tener el mismo tratamiento fiscal que el agua o los zumos de frutas (como ocurre hasta ahora) sino que deben equipararse al tabaco, alcohol u otros productos nada saludables… y me parece bien.
¿Y estas medidas fiscales pueden ser efectivas de cara a la salud pública? Pues según un estudio publicado en la revista British Medical Journal que ustedes pueden leer aquí, sí. Usando los datos de consumo de refrescos azucarados en el Reino Unido, analizando la composición nutricional de varias bebidas de este tipo y aplicando diferentes modelos matemáticos, un grupo de investigadores ha concluido que un impuesto del 20% sobre los refrescos azucarados disminuiría el consumo de bebidas con alto contenido en azúcar en un 15%. Además, según los autores del estudio dicha medida podría llegar a reducir la obesidad en el Reino Unido un 1.3 %.
 
obesidad-refresco-soda-mexico
 
Los investigadores responsables tienen claro que la contribución de las medidas fiscales a la reducción de la obesidad total en el Reino Unido es muy modesta lo que puede ser debido a que las bebidas azucaradas son preferentemente consumidas por un sector de la población (los jóvenes) y no por el grupo más afectado por la obesidad (adultos). Sin embargo, para los responsables del estudio los datos son importantes por varias razones.
En primer lugar porque una estrategia efectiva para lograr reducir los altos niveles de obesidad de una población debe estar basada en varios tipos de medidas tomadas desde diferentes frentes y ésta es solamente una de ellas. Además, y siempre según lo que se puede leer en el artículo publicado en British Medical Journal, parte de los 326 millones de euros que se recaudarían anualmente en el Reino Unido mediante esta medida fiscal podría destinarse a rebajar los precios de frutas y verduras con lo que se daría otro paso para luchar contra la malnutrición… todo suma.
 
Captura de pantalla 2014-03-27 a la(s) 12.01.26
 
¿Y qué pienso yo de todas estas medidas? Pues me parecen cojonudas. No es la primera vez que digo en Scientia que, desgraciadamente, el nivel de educación nutricional es bajísimo en la población. Por ello no basta solamente con comenzar una política seria que sirva para implantar unos buenos hábitos nutricionales entre el consumidor sino que, además, hay que tomar una serie de medidas legales que impidan comercializar de forma indiscriminada una serie de productos alimentarios que están haciendo mucho daño.
Estimados lectores, al principio de este post les he comentado que la mañana que vi a aquel grupo de adolescentes bebiendo Misiles me dirigía al colegio de mi hija a dar una charla a un grupo de niños de 13 años. La conferencia en cuestión se titulaba “El lado oscuro de las bebidas energéticas”. Pues bien, tras hablar a los chavales sobre todo lo que les he contado hoy acerca de la aparición de nuevas y aberrantes bebidas energéticas en el mercado alimenticio, las consecuencias sobre la salud que pueden tener y la necesidad de tomar medidas que sirvan para frenar su descontrolada comercialización, una niña de 12 años levantó la mano y me hizo la siguiente pregunta.
“¿Cómo es posible que si estos productos son tan dañinos ayer mi hermano de 8 años comprara una bebida energética sin ningún problema y en el envase, al igual que ocurre con el tabaco, no pudiese leer que es malo para la salud sino más bien todo lo contrario?”
 
No supe contestar…
 
 
boy-redbull_thumb
 
Jose

domingo, 23 de marzo de 2014

temas complejos: CRECE EL FENÓMENOS SOCIAL DEL RECHAZO A SER ADULTO



Los adolescentes eternos, los jóvenes que no quieren o no pueden crecer, independizarse... Un problema a escala mundial


Adolescentes hasta los 40 años
 
Taringa.com

Todos les hemos visto alguna vez por la calle, o puede que en el espejo. Son mayores, pero van en monopatín, llevan camisetas grandes, zapatillas Converse, ... juegan a la Nintendo y tienen estilos y actitudes ante la vida totalmente distintas a las de sus padres a esa misma edad. Nacieron en los años 60 o 70, pero no tienen familia propia. De hecho, mantienen aficiones que probablemente no se podrían permitir si tuviesen hijos. Son adultos, pero viven como niños, (lo cual no deja de ser mucho más positivo que ser un niño y vivir como un adulto). En otros países se habla de fenómeno sociológico, porque cada vez hay más, y se ha inventado una creativa terminología para designarlos. En KINDSEIN hacemos un repaso general al curioso glosario internacional.

La revista TIME los sacó en portada hace unos años. "¿Crecer? No tan rápido", se titulaba el reportaje: «Los sociólogos están empezando a darse cuenta de un cambio permanente en la forma de vivir. En el pasado, la gente pasaba de la infancia a la adolescencia, y de la adolescencia a la edad adulta, pero hoy hay una fase nueva, intermedia en medio del camino».

En España, no parece haber conciencia de este fenómeno, quizás porque alargar la adolescencia, por ejemplo viviendo en casa de los padres, no es ninguna novedad. Según un reportaje de El País, el 30% de los españoles con edades comprendidas entre los 30 y 35 años vive aún con sus padres. El porcentaje llega al 63% si nos centramos en los que tienen entre 25 y 29 años. Y hasta el 95% si tienen entre 18 y 25. Juan Carlos Martínez, un treintañero mileurista —palabra acuñada por Carolina Alguacil en su carta a El País "Soy mileurista"—, ha intentado varias veces independizarse, pero siempre tuvo que volver a casa de sus padres. «No podía salir, ni viajar, ni comprarme ropa, ni nada,... no vivía, sólo sobrevivía. Y yo quería cierta calidad de vida, la que tenía en casa de mis padres. Por eso volví».

En otros países, hasta hace unos años era impensable seguir con papá y mamá después de acabar los estudios, pero las cosas están cambiando. Y el fenómeno ya tiene varios nombres:

Síndrome de Peter Pan. Se refiere a un adulto socialmente inmaduro, irresponsable, rebelde, dependiente, narcisista, manipulador, que niega el envejecimiento y cree que está más allá de las normas de la sociedad. El término apareció por primera vez en el libro del doctor Dan Kiley "The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up", publicado en 1983. No está reconocido como síndrome en el DSM (manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, en EEUU).

Niñulto (Kidult). Persona de mediana edad que participa en actividades diseñadas para los niños. En el libro "Rejuvenile", Christopher Noxon cuenta que muchos visitantes de Disney World son adultos que van sin niños; que el público de entre 18 y 34 años ve más canales como Cartoon Network —dibujos animados— que de noticias, como la CNN o Fox News; o que la media de edad de los jugadores de video juegos es de 29 años y va en aumento. Noxton cree que estas personas «quieren experimentar el tiempo como lo hacíamos de niños, para encontrar algún alivio a la ansiedad que provoca pensar en el futuro».

Noxton señala que hay un resurgimiento de los juguetes retro, como Tarta de Fresa, una muñeca que hizo su primera aparición en los años 80, y que relanzaron hace poco con el lema "¿Quién te iba a decir que tú y tu hija tendríais a la misma amiga?». En España, lo mismo podría decirse de la muñeca Nancy, compañera de todas las babyboomers nacidas en los 60 y 70, y relanzada ahora, en su cuadragésimo cumpleaños.

Adultescentes (Adultescents). Sinónimo de Kidult. Por lo general, son personas adultas que viven con sus padres después de acabar los estudios, que no tienen una motivación clara y que dependen económicamente de sus progenitores. Gastan todo el dinero que pueden en ropa, cine, música, ordenadores, videojuegos o comer fuera.

Twixters. Es la nueva generación de jóvenes americanos que están atrapados entre (betwixt, between) la infancia y la edad adulta. Dependen económicamente de sus padres, y, si trabajan, suele ser con empleos inestables y sueldos bajos.

NEET "Not engaged in Education, Employment, or Training", o "sin estudios, empleo o formación" Este término fue usado por primera vez por el gobierno británico para referirse a los adolescentes de entre 16 y 19 años que lo abandonan todo y hacen lo posible por no hacer nada. Los neets tienen una probabilidad 20 veces mayor de cometer algún delito. El ministro de economía, Frank Field, dijo: «¿Dónde irá a parar Gran Bretaña si este grupo continúa creciendo? Estamos delante de una generación perdida». El término se ha extendido a otros países, como Japón, China y el sur de Corea para un grupo más amplio de edad.

Generación Boomerang. Se llama así a los nacidos entre 1975 y 1986 en los países occidentales, que vuelven a casa de los padres depués de haber pasado una temporada viviendo solos.

KIPPERS
(Kids In Parents' Pockets Eroding Retirement Savings, o 'hijos en los bolsillos de los padres erosionando los ahorros para su jubilación').

Nesthocker. Es un término alemán. Literalmente, significa ocupadores del nido.

Mammones. Es el neologismo que emplean los franceses. Se refiere a los niños de mamá.

Bamboccioni. Es un término italiano que se utilizó, en octubre de 2007, el entonces ministro italiano de Economía, Tommaso Padoa-Schioppa. Bautizó así a las personas de entre 20 y 30 años que todavía viven con sus padres. «Mandiamo i 'bamboccioni' fuori di casa», fueron sus palabras en el Senado ("Echemos a los bamboccioni fuera de casa" «Incentiviamo a uscire di casa i giovani che restano con i genitori, non si sposano e non diventano autonomi. È un'idea importante.» (Animemos a salir de casa a los jóvenes que están con sus progenitores, que no están casados y que no son autónomos. Es importante.)

Tanguy. En 2001, se estrenó una película titulada Tanguy. Trata de un joven de 28 años que vive con sus padres y no parece tener ganas de abandonar las comodidades del hogar. La película describe tan fielmente el fenómeno sociológico que, hoy en día, el idioma francés ha adoptado la palabra tanguy para describir a estos jóvenes.

Puer Aeternus. Es latín. Quiere decir Niño Eterno. En la mitología griega, se refiere a un dios niño, joven para siempre. En psicología, designa a un hombre adulto que lleva la vida emocional de un adolescente, normalmente muy dependiente de su madre. No admite restricciones ni límites, y pelea por conservar su libertad e independencia.

Solteros parásitos. En Japón, se les llama "Parasaito shinguru". Es otro término para las personas adultas que viven con sus padres. Es el tanguy japonés. El primero en usar el término fue el profesor Masahiro Yamada, de la Universidad Gakugei de Tokio, en su libro "La era de los parásitos solteros", publicada en 1999. Yamada les echa la culpa de la baja natalidad en Japón.

Freeter. Otro neologismo japonés, acuñado hacia 1987 a partir de las palabra inglesa free (libre) y la alemana Arbeiter (trabajador). En japonés, se pronuncia: furita, freeta o furitaa. Designa a personas de entre 15 y 34 años que viven en casa de sus padres después de acabar sus estudios y que saltan de trabajo en trabajo en lugar de buscar uno estable. A principios del siglo XXI, el número de freeters comenzó a aumentar en Japón. Se estima que en 1982 había medio millón. En 2003, la cifra había subido a 2,17 millones. Se teme que esta generación de jóvenes desmotivados perjudique el futuro de Japón, y el gobierno ha tomado medidas para evitarlo ofreciendo ayudas a las empresas que contraten freeters a tiempo completo.

Según el Instituto Japonés de Trabajo, los freetes se dividen en tres grupos:

—los que no saben lo que quieren hacer para ganarse la vida.

—los que no tienen otra opción que tener un trabajo inestable mientras buscan uno definitivo

—y los que persiguen un sueño, y trabajan a su manera siguiendo un objetivo.

Masahiro Yamada, sin embargo, piensa que todos los freeters son "soñadores" y una "fuente de mano de obra barata".

El fenómeno está extendido y los expertos en márqueting han descubierto el filón. Ser muy joven está de moda y los adultos consumen productos "infantiles": desde las hamburguesas, los cómics o los videojuegos hasta los coches que parecen de juguete, como el Mini o el Volkswagen escarabajo. Algunos dicen que esta actitud provoca un "atontamiento cultural"; otros, que es un triste rechazo del concepto de adulto, que se ve como algo desfasado o irrelevante. Hay quienes lo atribuyen a un aumento del miedo tras el atentado del 11-S. «La nostalgia por la infancia puede parecer inocente, pero es un síntoma de una profunda inseguridad sobre el futuro», dijo Frank Furedi, un controvertido profesor de sociología de la Universidad de Kent, en el Reino Unido, al diario británico The Guardian.

Otros especialistas, como Jeffrey Arnett —psicólogo de la Clark Universidad de Worcester, Massachusetts, en Estados Unidos— defienden a estos jóvenes. Según Arnett, los twixters (o tanguys o freeters,...) son unos incomprendidos, y, en realidad, se toman el futuro tan en serio que pasan todos esos años eligiendo con cuidado el camino más adecuado.

miércoles, 12 de marzo de 2014

mi archivo secreto: VINE: PUEDO GANAR MUCHO DINERO CON IMAGINACIÓN Y TALENTO

 
Ganan mucho dinero porque son ingeniosos, con talento.
 
 
 
Taringa.com
 
Vine es una de las redes sociales mas populares del momento. Los videos de 6 segundos de duración presentan situaciones cómicas, trucos baratos creados con la cámara del teléfono o una combinación de ambos. Hasta hace poco, los usuarios de Vine subían los videos más por entretenimiento que por otra cosa, sin embargo las compañías han comenzado contratar a muchos de los usuarios más populares de la red social y pagarles grandes sumas de dinero por promover sus productos.

La mayoría de los usuarios de Vine son adolescentes de 15 o 16 años, como en el caso de
Lauren Giraldo, una chica de 16 años y con 2.4 millones de seguidores que recibe un promedio de $2 mil dólares por crear videos de 6 segundos promocionando un producto.

Giraldo comenzó a crear videos y subirlos a Vine como una forma de compartir situaciones cómicas con sus amistades más cercanas, sin embargo una vez que Vine activó la posibilidad de compartir los videos que te gustan con otras personas (revine) el número de seguidores de Giraldo se disparó.

Giraldo no es la única adolecente ganando miles de dólares en Vine. Otro chico de 15 años
Nash Grier con casi 6 millones de seguidores también ha sido contratado por varias compañías famosas para promocionar sus marcas. Lo mismo ha hecho Matt Espinosa, un joven de 16 años con un masivo número de seguidores que fue contratado directamente por una compañía publicitaria para promover los productos de sus clientes.

Niche es una de esas compañías publicitarias dedicada exclusivamente a promover productos en Vine y otras redes sociales populares entre los jóvenes. De acuerdo a su dueño Rob Fishman, sus clientes pagan hasta $150 mil dólares por producir campañas publicitarias originales que se enfocan en la nueva generación. Fishman a su vez contrata a estos adolescentes para que generen videos de 6 segundos en Vine de una forma original y nada parecido al tipo de publicidad tradicional.

Las agencias de talento también han comenzado a captar a estos adolescentes. Una de ellas, llamada GrapeStory se especializa en “estrellas” de las redes sociales de Vine e Instagram y trata a estos jóvenes como verdaderas estrellas de cine, organizando reuniones con sus fans en centros comerciales donde firman autógrafos y se toman fotos.

Xbox, Sony, Nokia y Disney son algunas de las compañías que han contratado a estos adolescentes para promover sus productos, y aunque la edad para ser famoso en Vine poco importan, sin duda los jóvenes están tomando la delantera y ganando mas dinero que sus propios padres.


sábado, 1 de marzo de 2014

investigaciones: LOS ADOLESCENTES RECLAMAN MÁS JUEGO EN FAMILIA

 
 
En el colegio donde trabajo estamos viendo cómo facilitar mayores espacios de tiempo libre para fomentar los hobbies, la creatividad espontánea, la convivencia familiar y los espacios de motivación al margen de la necesaria competencia escolar. La pregunta es si los padres podrán darse también tiempo para esto.

Adolescentes colombianos prefieren jugar con sus padres en el parque, afirma encuesta


   


web-internet-padres-seguridad
 
 
Pasarla bien es la más grande motivación de los pre adolescentes  para olvidar las obligaciones cotidianas, convirtiendo el juego en parte fundamental de su crecimiento y desarrollo, así lo demostró el primer estudio nacional  sobre la importancia del juego en la pre adolescencia, realizada por IPSOS Napoleón Franco para Fanta con preadolescentes entre los 12 y los 15 años de edad, de las ciudades de , , y Barranquilla.
 
A su vez, la especialista en psicología de la Universidad del Bosque, Luz Helena Buitrago, asegura que “el juego mejora destrezas sociales. La comunicación verbal, la seguridad y el peligro, la libertad y los límites, la cooperación y la tolerancia son descubiertos y practicados repetidas veces a lo largo de los juegos en el desarrollo”.
 
De acuerdo con los datos revelados el 56% de los preadolescentes sufren de estrés debido en ocasiones al encierro y las labores estudiantiles, por lo que optan por salir a un parque a jugar y/o practicar un deporte para disminuir la ansiedad.
 
“Llama la atención en este estudio como más de la mitad de los preadolescentes han  percibido sentirse estresados y cómo, al mismo tiempo,  perciben que la práctica de la actividad física y el compartir social  disminuyen en parte esta sensación” asegura, Buitrago.
 
Por esta razón, la mayoría de los preadolescentes prefieren  jugar al aire libre, por lo que los padres deben propiciar los espacios para llevar a cabo cualquier actividad física que involucre deportes, juegos activos, o para quienes los prefieren los juegos de mesa, que ayudan fortalecer la memoria y a desarrollar habilidades.
 
Según el informe, el 77% de los encuestados, juegan por diversión, dejando en un segundo lugar el compartir experiencias con amigos y aprender. En la rutina de los niños hacia el juego, el 67%  de ellos, aseguraron tener más tiempo libre los días Sábados y  Domingos.
 
En este espacio los adolescentes tienen un sin número de actividades en las que se destaca ver televisión con un 74%, seguido por los deportes, escuchar música y en un cuarto lugar, chatear por facebook.
 
El baile siempre será sinónimo de diversión. Por lo que los preadolescentes, en especial las mujeres, consideran que bailar hace parte del entretenimiento sano y que debe hacerse al menos una vez por semana, ya sea en casa de amigos, o en sus propias residencias.
 
Aunque los deportes son una de las actividades impuestas por los padres, resulta convirtiéndose en otro espacio importante de juego para los niños. El Futbol con un 68%, encabeza la lista de las actividades más practicadas en el país, seguida por los juegos en el computador, Facebook y videojuegos, dejando en un último puesto a los juegos de mesa, como el parqués o el dominó, etc.
 
A estos últimos, conocidos como juegos pasivos no hay que restarle importancia, puesto que ofrecen innumerables beneficios para los jóvenes, en temas como el fortalecimiento de la concentración y atención, memoria a corto y mediano plazo, mejoramiento del pensamiento analítico, creatividad y aumento del desarrollo del lenguaje, entre otros.
 
Los videojuegos siguen siendo parte importante en el desarrollo de los jóvenes.  Independientemente del estrato socioeconómico o del género, la mayoría de los preadolescentes encuestados cuentan con una consola de Playstation, Xbox o Nintendo en su casa.
 
En cuanto a las redes sociales, el 90% posee al menos una cuenta para interactuar con sus amigos y conocer nuevas personas. Facebook es favorito con el 98%, por que les permite expresar lo que sienten y medir el grado de aceptación por medio de los “likes” o comentarios.
 
Buitrago señala que “si bien todas estas funciones del juego son válidas para el preadolescente de hoy, hay que reconocer que, los que han nacido del 2000 para acá, nacieron en el marco de la globalización y el auge mediático. Hay niños expresivos, más autónomos, más críticos, más relacionados con el mundo adulto”.
 
Todos estos fenómenos se han acompañado de otros cambios sustanciales, como el de las dinámicas familiares en donde como lo señalan diversos estudios sociológicos, los espacios que antes se compartían han sido reemplazados por espacios individuales  impregnados por la tecnología para los adultos, es así como cuando los padres ven televisión, los hijos están frente a su computador o teléfono inteligente.
 
Para el 79% de las madres encuestadas el uso permanente de la tecnología genera preocupación ante posibles daños cerebrales o déficit de atención en las escuelas, pero principalmente por temor a que sus hijos sean víctimas de personas mal intencionadas en la red.
 
En este aspecto, La experta señala que “este estudio deja ver que contrarrestar estas preocupaciones se convierte en un nuevo reto en la crianza de preadolescentes para lo que diversas estrategias, entre ellas el control del tiempo y ocupar el tiempo libre en actividades extracurriculares que no involucren la tecnología es algo que ahora abarca el pensamiento, la dinámica y la economía familiar”.
 
No obstante, las mamás consideran que  si los jóvenes usan estas herramientas tecnológicas de manera  controlada, pueden proporcionar beneficios para su conocimiento, destreza y socialización.
 
El juego es un espacio vital que les brinda al pre adolescente autoconfianza, lo que conlleva a construir identidad e independencia, influenciados por las redes sociales donde manifiestan sus gustos y preferencias.
 
Es importante que los padres acompañen durante todos los procesos de desarrollo a sus hijos, a través de actividades físicas, propiciando espacios de juego, ya sean activos o pasivos,  para que los jóvenes estén felices y puedan gozar de buena salud.


 

jueves, 27 de febrero de 2014

investigaciones: OTRA DEBILIDAD EN LA FORMACIÓN DE LOS ADOLESCENTES





Los adolescentes y jóvenes españoles gastan 154 euros al mes

 

 
MADRID, 26 (SERVIMEDIA)
 
Los adolescentes y jóvenes españoles de 12 a 19 años gastan una media de 38,46 euros a la semana, lo que supone algo más de 154 euros mensuales. Así lo pone de manifiesto el informe 'Adolescentes 2013: hacia una correcta formación y autonomía en el consumo', elaborado por la cátedra Keepunto-UCM y presentado este miércoles en Madrid.
 
Realizado entre 802 adolescentes y jóvenes (302 entre 12 y 15 años y 500 de 16 a 19), el estudio revela, sin embargo, que ellos aseguran recibir 104 euros al mes de sus padres (12,2 como paga semanal y otros 13 en extras). La diferencia entre esta aportación en forma de paga y el gasto real se debe a la falta de control sobre su propio consumo, algo que la investigación achaca a la “laxitud” de los padres.
 
De hecho, solo el 37,8% de los adolescentes tiene establecida una paga semanal o mensual, mientras que un 84,8% recibe dinero “según lo va pidiendo”. El 80% obtiene dinero extra con independencia de que tenga o no una paga asignada, y a casi ninguno se le exige realizar “ciertas tareas a cambio”.
 
En su intervención, la codirectora de la cátedra, Francis Blasco, apuntó que en 2001, casi el 60% de los adolescentes españoles recibía una paga a la semana. “Deberíamos preguntarnos el por qué de este descenso”, que desincentiva la asunción de responsabilidades por parte de los jóvenes, según dijo.
 
PAGA SIN ESFUERZO
 
El estudio señala que el 70% de los adolescentes no tiene que realizar ninguna tarea como contrapartida, aunque desde los 12 años el 35,1% ya percibe dinero para sus gastos. Apenas el 19,2% de los encuestados entre 12 y 15 años ayuda en casa, cifra que asciende al 50% en la franja 16 a 19, agrega.
 
Solo al 30% de los encuestados les quitarían la paga por sacar malas notas, no estudiar o no hacer los deberes. En esta misma línea, no más de un 14% dice que recibiría más dinero como recompensa por sacar buenas notas.
 
En general, el informe concluye que los adolescentes funcionan como “consumidores autónomos” aunque no ganan dinero propio (son muy pocos los que dependen de algún trabajo ocasional).
 
Sí pueden, además, influir en las decisiones de compra de sus familias y poseen un alto conocimiento de las marcas. Asimismo, tienden adoptar patrones de consumo correspondiente a personas más mayores, una tendencia que desaparece a medida que se acercan a los 20.

(SERVIMEDIA)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...