domingo, 25 de diciembre de 2011

temas complejos: REFERENTES PARA LOS ADOLESCENTES

                                                       

Extractos de un artículo en el FarodeVigo.es. Dios nos conceda muchos y buenos referentes para los adolescentes, referentes con una dimensión trascendente para que den a los muchachos lo más valioso para sus vidas.

 

Se han quedado sin el apoyo de sus familias muy jóvenes y los únicos referentes adultos en sus vidas son los trabajadores sociales y los psicólogos de los centros de acogida donde residen. Todos, más aún durante la adolescencia, necesitamos alguien en quien confiar, a quien acudir en busca de un consejo o de apoyo.  Nace el proyecto "Referentes", que busca adultos que quieran convertirse en un apoyo para ellos.

 
Alguien en quien confiar, en quien buscar consuelo o pedir consejo. Todos necesitamos tener referentes en la vida y, más aún, en el complicado momento de la adolescencia. Igaxes3 trabaja desde hace años en Vigo con adolescentes con dificultad social que están tutelados. Para ellos acaba de crear el proyecto "Referentes", que busca personas adultas dispuestas a compartir algo de su tiempo y convertirse en referentes de uno de estos chicos.

"Este proyecto surge de la necesidad de apoyo que precisan estos adolescentes, que participan en el programa "Mentor", en su camino hacia una vida independiente", explica Carlos Rosón, director de Igaxes3.

Antes o después, en algún momento de sus vidas, estos chicos dejaron de contar con el apoyo de sus familias. La situación de desamparo llega unas veces por problemas de drogadicción, por maltrato, etc. Por esta razón crecieron en centros de protección de la administración pública y tuvieron que afrontar una trayectoria vital de especial complejidad.  "Una de las luchas de nuestra entidad es conseguir que se deje de criminalizar a estos adolescentes por el mero hecho de estar en centros de menores: queremos dejar claro que están ahí no por su comportamiento, sino por las situaciones concretas de sus familias, por lo que la administración decidió que lo mejor era retirarles de sus hogares", indica el director.

Estos chicos sin apoyo familiar tienen que prepararse para su emancipación nada más cumplir los 18 años, mucho antes que la mayor parte de la juventud normalizada. Este proceso tan complejo requiere de apoyo educativo por parte de profesionales, pero además es imprescindible un apoyo emocional externo al sistema público de protección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...